Saltar al contenido

Lubricantes y Especialidades

Preguntas frecuentes

Una chica mira la pantalla de su teléfono móvil

Preguntas Frecuentes

  • Es una mezcla de aceite base más aditivos que mejoran las cualidades y prestaciones de ese aceite base. Sirve para:

    • Reducir la fricción entre dos superficies metálicas.
    • Proteger los órganos mecánicos del desgaste y la corrosión.
    • Limpiar y refrigerar los motores. En ellos, el lubricante actúa como sellante entre los segmentos/pistón y las camisas con el fin de evitar las fugas de compresión.
  • Todos los lubricantes del mercado (motor de gasolina o diésel, minerales o sintéticos) se pueden mezclar entre ellos. Sin embargo, la mezcla de dos calidades de aceites diferentes rebaja la calidad superior.
  • Un lubricante mineral está formado por una base obtenida directamente de la destilación del petróleo más unos aditivos que le confieren unas propiedades que mejoran sus prestaciones.

    En un lubricante sintético, las bases son tratadas de un modo físico-químico para obtener una base de mayor calidad y prestaciones. En los lubricantes semisintéticos, se conjugan ambas, minerales y sintéticas.

  • . Los lubricantes sintéticos están especialmente concebidos para responder a las exigencias de los motores más punteros o para ser utilizados a temperaturas extremas y en condiciones de servicio muy exigentes.
  • La que recomienda el fabricante del vehículo.
  • . Puede ser necesario adaptar la viscosidad en función de las condiciones de uso del vehículo, del medio ambiente y de las condiciones climáticas.
  • . Ante una necesidad urgente como puede ser el relleno cuando el nivel de aceite está bajo. Hay que tener en cuenta que la viscosidad resultante no será la óptima.
  • El intervalo entre dos cambios de lubricante se determina por el fabricante en función de sus prestaciones técnicas y de las características del motor. Generalmente viene dado en función de dos parámetros: el kilometraje y el tiempo de uso.

    Sin embargo, en ciertas condiciones de uso, como la conducción urbana, en la que se suceden frecuentemente los arranques y las paradas, es importante reducir el intervalo entre los cambios de aceite. Según sean las condiciones de uso, es importante cambiar de aceite al menos una vez al año.

  • No. Mientras ejerce su función de lubricación el aceite sufre múltiples agresiones -se carga de impurezas y residuos de la combustión y de la oxidación-. El lubricante se degrada y pierde eficacia.

    Una vez que su tiempo de vida se ha sobrepasado, sus cualidades se alteran y ya no garantizan la protección de los elementos del motor. Por lo tanto, es necesario renovar regularmente la carga de aceite. Las reposiciones periódicas no consiguen su regeneración.

    No obstante, se debe verificar periódicamente el nivel (cada 1000 kilómetros) y, sobre todo, antes de un trayecto largo. Si fuese necesario, es conveniente reponer con aceite nuevo.

  • No. La limpieza de los órganos internos del motor es una de las funciones del lubricante. En el proceso de combustión del motor se generan hollines, lacas y otras impurezas. El lubricante debe recoger en su seno estas impurezas, por lo que necesariamente debe oscurecerse.